Blog

La fuerza de la cooperación

Publicado por: Lola Hernando | Publicado en : 27 marzo, 2013 | 0 Comentarios

¿Por qué cooperamos?
El altruismo lejos de suponer una fastidiosa anomalía de la evolución se cuenta entre sus arquitectos primordiales.
El año pasado en el desastre de Fukushima, un operario de 20 años regreso a la central, sabiendo que el aire estaba envenenado, pudiendo quedar afectado y no poder tener hijos para evitar transmitirles enfermedades…”soy soltero y siento que mi deber es ayudar a resolver este problema”
Aunque no siempre  se manifiesten de forma tan epica, los ejemplos de comportamiento altruista abundan en la naturaleza. Las células de un organismo se coordinan para limitar su división,lo que previene la aparición del cáncer;las obreras de numerosas especies de hormigas sacrifican su propia fecundidad para servir a la reina y a su colonia, las leonas de una manada se prestan a amantar a los cachorros de otras.
El problema de la cooperación ocupa desde hace decenios a los biólogos, quienes se han esforzado en explicarla a la luz de la tesis dominante en la teoría de la evolución “cuyas garras y dientes se encuentran teñidos de rojo” como expresaba A.Lord Tennyson.
Para Darwin la competición era “la lucha mas inclemente por la vida”
Martin se pregunta…Si hay que luchar para vencer¿ porque las conductas altruistas constituyen un fenómeno tan extendido ?
Las herramientas de las teorías de juegos han explicado esta paradoja:

“mis investigaciones  indican que en lugar de oponerse a la competición, la cooperación ha operado desde el primer momento junto a ella:ambas han perfilado la evolución de la vida en la tierra”.
La fuerza de la Cooperación-Martin Nowak